Los niveles de contaminación ambiental se han convertido en uno de los principales problemas de invierno de las autoridades y los últimos episodios críticos dan cuenta de que se requieren medidas y cambios radicales de conducta para comenzar a respirar un aire más limpio, principalmente en el Valle Central y en la zona Centro Sur y Sur del país.

En este contexto, el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, realizó una charla en la Universidad de Santiago, donde abordó el tema de la prohibición absoluta de leña en la Región Metropolitana y otras medidas que apuntan a descontaminar el país. 

El titular de la cartera de Medio Ambiente reconoció que será difícil fiscalizar la normativa que prohibe el uso total de la leña para calefacción en la provincia de Santiago y las comunas de San Bernardo y Puente Alto, medida que se implementará durante el próximo año.

Respecto específicamente de la leña, Badenier aseguró que “estas son fuentes que eventualmente funcionan de noche, no tienen humos visibles y, por la cantidad, tienen una dispersión que es difícil fiscalizar”, agregando además que también se busca una toma de consciencia en la ciudadanía, para que prender chimeneas en la RM “tenga también a futuro una sanción social”.

Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, en la RM hay un 117 mil artefactos de calefacción que funcionan a leña, lo que representa sólo el 7% de las viviviendas. Sin embargo, contribuyen con cerca del 30% de la contaminación. Y en ese contexto aclaró que es posible regular la leña en Santiago y prohibirla, no obstante, insistió que “desde el punto de vista de la fiscalización tienen dificultad objetiva”.

La medida, recordó el titular de Medio Ambiente, es parte del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica de la capital, el que fue sometido a consulta ciudadana.

Consultado sobre la injerencia en la fiscalización de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), Badenier explicó que el organismo carece de personal para fiscalizar, y que su rol es más bien sancionar.

“La cantidad de fiscalizadores en la SMA es bastante bajo, en buena parte de las regiones tenemos una persona de la SMA, desde 2014 a la fecha hemos creado 6 oficinas regionales, y esperamos a marzo de 2018, tener las 15 oficinas regionales”, subrayó.

En esa línea, el ministro del Medio Ambiente puntualizó que la SMA coordina los servicios gubernamentales que poseen facultades fiscalizadoras y que operan a través de la Red Nacional de Fiscalización Ambiental (Renfa), entre ellos, la Seremi de Salud, el Sag, la Conaf, el Sernageomin y la Dga.

PUB / DIG