Consultado sobre los conflictos que se han generado en los últimos meses entre asociaciones de taxistas y la app de transporte de pasajeros Uber, el ministro de Transportes Andrés Gómez-Lobo señaló de manera categórica que "este no es un problema tecnológico, nosotros estamos muy a favor de todas las innovaciones tecnológicas que mejoren el transporte público, pero quisiera relacionar el caso de Uber o Cabify con una analogía: "en un punto de la ciudad se instala un kiosquero con todos los permisos que se requieren, que paga impuestos y da boleta, y al lado se instala otro que no cumple ninguna normativa y además no da boleta. Eso es una competencia desleal y no debería estar permitido".

Agregó que desde el Gobierno "estamos muy a favor de mejorar los sistemas de transporte utilizando las nuevas tecnologías, pero en lo que no estamos a favor es en permitir un tipo de transporte público que no cumple la normativa vigente, ni en el tipo de vehículos que se utilizan, ni tampoco con conductores profesionales. Además que no se pagan los seguros correspondientes y, por ejemplo, un vehículo de la locomoción colectiva hace dos revisiones técnicas al año y estos vehículos privados no lo hacen".

El secretario de Estado afirmó además que los usuarios no deben utilizar Uber y que "el llamado a la ciudadanía es a usar las aplicaciones que efectivamente utilizan Conductores profesionales y que tienen los vehículos que la ley exige y a evitar las aplicaciones que utilizan vehículos que no cumplen con la normativa vigente".

Para permitir su funcionamiento "se debe evaluar un cambio legislativo, lo que implica reconocer que estas aplicaciones están al margen de la ley y que deben dejar de usar hasta que no se apruebe una legislación que les permita funcionar", señaló el ministro, quien agregó que el año pasado se aprobó en el Congreso por unanimidad el congelar el parque automotriz de taxis y taxis colectivos en nuestro país, "por lo tanto si los senadores quieren discutir eso y abrir el parque de taxis lo podemos analizar, pero mientras no haya una ley que cambie esa ley estas aplicaciones con vehículos privados y conductores que no son profesionales están haciendo competencia desleal".

Respecto de algún plan de fiscalización para los chóferes de Uber, el secretario de Estado indicó que "estamos haciendo constantemente fiscalizaciones en los terminales y retiramos vehículos que están haciendo transporte informal y también a vehículos que los fiscalizadores descubren que están haciendo un servicio sin reunir las condiciones que la ley exige".

La autoridad de transportes concluyó que se están incautando vehículos que son sorprendidos realizando este servicio y que las multas para recuperarlo pueden ascender a los 900 mil pesos.

PUB/NL