El ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, reiteró esta jornada que no se le entregará recursos extra a las empresas operadoras del Transantiago, Alsacia y Subus, para solventar sus déficit económicos.

La autoridad dijo que, como Gobierno, se ceñirán a lo dispuesto en los contratos y esas empresas afectadas por problemas económicos deberá ajustarse financieramente, tal como lo han hecho los otros operadores que a estas alturas no presentan inconvenientes de ese tipo.

El ministro Gómez-Lobo también desestimó las críticas de Alsacia y Subus en orden que el Ejecutivo sería el responsable de la crisis económica por la que atraviesan, ya que no habría cumplido con compromisos tales como la construcción de algunas vías exclusivas y segregadas destinadas al mejor funcionamiento del sistema de transporte público capitalino.

“En el año 2012 (en el tiempo en que se firmó los contratos vigentes) la situación en infraestructura era conocida. Por lo demás, en el caso de Subus, ellos son la empresa que tiene la máxima cantidad de kilómetros comerciales sobre vías exclusivas, como es Santa Rosa”. Dijo el titular de Transportes.

Y agrego, después de señalar también que en 2012 se compenzó a las empresas por el término de los contratos antiguos, que Subus “es la empresa que más se beneficia con la infraestructura prioritaria”.

También aseguró que a pesar de las condiciones financieras de los dos operadores en cuestión, el servicio del Transantiago, al igual que las fuentes laborales de sus conductores, están garantizados.

PUB / DIG