El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, aseguró que la propuesta de reforma constitucional de la UDI para prohibir el matrimonio y la adopción por parte de parejas homosexuales "no tiene ningún destino". 

"Estoy seguro que no habrá votos suficientes para aprobar algo que me parece inaceptable, como es impedir que Chile siga avanzando en un camino de reconocimiento de su diversidad”, dijo el ministro. 

Añadió que "los chilenos se han manifestado, según los estudios de opinión, mayoritariamente a favor de legislar en esta materia. Aquí no se trata de imponer nada a nadie. Se trata de permitir que los derechos de todos puedan ser reconocidos". 

Además, reiteró su buena valoración ante la decisión de parlamentarios de fusionar varias mociones sobre matrimonio igualitario, ya que “va a contribuir a que vayamos ya iniciando la discusión”. 

Con el respaldo de 17 diputados, el jefe de Bancada UDI, Juan Antonio Coloma tenía previsto ingresar este jueves en la secretaría de la Cámara una reforma a la Constitución para limitar el matrimonio exclusivamente a parejas de distinto sexo y prohibir que las parejas gay puedan adoptar hijos. 

“El matrimonio constituye únicamente el vínculo entre un hombre y una mujer sobre el cual se erige preponderantemente la sociedad. Es contrario a las normas de esta constitución la adopción de menores ejecutadas por parejas de un mismo sexo”, señala el artículo único de la moción. 

Para que la reforma sea aprobada se requiere el respaldo de los 2/3 de los diputados en ejercicio, es decir, 79. 

PUB/SVM