La ministra de Salud, Carmen Castillo, concluyó su participación en la II Reunión Extraordinaria de Ministros de Salud de Mercosur y Estados Asociados, realizada con el objetivo de enfrentar la epidemia de los virus transmitidos por el mosquito Aedes aegypti, entre ellos el Zika. 

Al término del encuentro, los ministros del Mercosur y los demás países integrantes de la Celac (Costa Rica, México y República Dominicana), acordaron expresar su preocupación por el creciente número de casos notificados de Dengue, Chikungunya y Zika en los países de la región. 

Añadieron que ratifica esa preocupación la estimación realizada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de que hasta fines del 2016 la región de las Américas tendrá aproximadamente 4 millones de casos de infección por el virus Zika. 

También acordaron que, tras los recientes casos de microcefalias y otros trastornos neurológicos asociados al virus del Zika, este ha sido declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una emergencia de salud pública internacional y que por ello requiere una respuesta urgente y coordinada con vigilancia máxima por todos los gobiernos. 

Asimismo, concordaron en que es necesario priorizar la prevención y control del vector Aedes aegypti en los países del Mercosur y demás países de las Américas. 

Por lo mismo, se hace necesario readecuar, a partir de las experiencias adquiridas, las estrategias de gestión integrada de Dengue a otras enfermedades transmitidas por el mosquito, como medida principal para enfrentar la epidemia regional. 

También se requiere fortalecer el rol de la autoridad sanitaria para coordinar la respuesta integrada a la epidemia, que involucre a todos los niveles de gobierno y garantice el alcance nacional de la misma. Esto podrá implicar la necesidad de disponer de presupuestos adicionales. 

Además, acordaron diseñar y ejecutar campañas de educación para el control vectorial, dirigidas a la preparación de la población, fomentando su conocimiento y adhesión a las acciones de salud pública y compartir experiencias exitosas entre los países. 

También se acordó establecer un sistema de información de fácil acceso, en los puertos, aeropuertos y pasos de frontera, que orienten a los ciudadanos sobre las medidas de prevención y control que están desarrollando los países de acuerdo a la situación epidemiológica. 

Asimismo, se coordinarán acciones para adecuar la respuesta de salud pública para la vigilancia y control de las enfermedades del Dengue; Chikungunya y Zika. 

Además, se negociarán las compras conjuntas de medicamentos de alto costo, entre otras medidas. 

Finalmente, se acordó crear un grupo ad hoc de seguimiento de la emergencia, dependiente de la Reunión de Ministros de Salud (RMS) para estudiar, monitorear y establecer las recomendaciones que correspondan. 

PUB/VJ