En los últimos años aumentó un 71% la entrega en el sector público de la pastilla del día después, según datos del departamento de Ciclo Vital del Ministerio de Salud.

Según consignó La Tercera, las 7.153 dosis distribuidas en 2013 en los hospitales y consultorios del país, se elevaron a 12.199 el año 2015, lo que configura un alza del 71%.

En 2006 se autorizó su distribución para las mujeres mayores de 14 años y siete años después, en 2013, se dio un nuevo paso cuando se autorizó su entrega a menores de 14 años en la red pública.

A casi una década, por tanto, se produjo un rápido aumento del uso de este fármaco, que entre otros importantes cambios, destaca la autorización del Instituto de Salud Pública para venderla en farmacias sin receta médica.

En cuanto a las regiones que tuvieron un mayor incremento en estos tres años en la entrega de la píldora, destaca la de Aysén, en la que hubo un aumento de un 3.863%, la de Tarapacá con un 161% más, y la de Coquimbo con un incremento de un 153,7%.

Actualmente las mujeres que quieran obtener la “píldora del día después” pueden acudir a un Centro de Salud Familiar, si es que optan por la red pública, y pasar por una consulta médica previa a su entrega.

PUB/CM