La ausencia de un oncólogo infantil en la Región de Magallanes ha provocado la protesta de los habitantes de Punta Arenas, los que han manifestado su molestia a través de las redes sociales y ayer, incluso, realizaron una masiva marcha por la ciudad. 

El anuncio del Ministerio de Salud de enviar dos especialistas a la zona para que atiendan de forma esporádica, sólo ha incrementado las críticas, ya que la medida ha sido tildada de "parche" por la población magallánica. 

Esta mañana, en entrevista con 24 Horas, el ministro (s) de Salud, Jaime Burrows, explicó a qué se debe la ausencia de este tipo de profesionales en la zona, apuntando, principalmente, a la baja incidencia de casos en el lugar. 

"En Chile hay 500 casos nuevos de cáncer infantil al año y tenemos no más de 50 especialistas en todo el país, entre los que trabajan en el sector público y privado", señaló la autoridad. 

Respecto al caso de Punta Arenas, Burrows explicó que "la distribución de estos especialistas está de alguna manera limitada por dónde están los casos, lamentablemente en Punta Arenas tiene una incidencia de 4 a 5 casos nuevos al año. En general la recomendación es que la atención de pacientes oncológicos infantiles se dé en lugares que tienen una incidencia, una casuística de 20 o más casos al año", puntualizó. 

Por último, y sobre la demanda de la ciudad, el ministro (s), agregó que "de la noche a la mañana nosotros no tenemos la posibilidad de decirle a la comunidad 'mañana llega un nuevo oncólogo infantil', porque no tenemos de dónde sacarlo". 

PUB/JLM