Un importante anuncio para Ñuñoa realizó la ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball. Se trata del inicio de los estudios de factibilidad para la reparación de las viviendas declaradas inhabitables (producto del terremoto de 2010) de la emblemática Villa Olímpica de Ñuñoa, habitada por funcionarios de la Fuerza Aérea de Chile (FACH).

El edificio fue desalojado por la institución en 2010 tras el terremoto, quedando inhabitable, sin moradores y convirtiéndose en un foco de inseguridad, ya que fue desmantelado y ocupado ilegalmente, siendo objeto de denuncias de vandalismo, robos, consumo de alcohol y drogas; situación que fue abordada con Carabineros de Chile para su desalojo.

Al ser propiedad de una institución pública no podía recibir subsidios del Estado, razón por la cual la cartera de Bienes Nacionales traspasó de manera temporal los terrenos al Serviu Metropolitano para que éste inicie los estudios de factibilidad. Así, con recursos solicitados y comprometidos, se espera que una vez finalizada esta primera etapa se licite el diseño durante el segundo semestre de 2017, para comenzar obras en 2018.

Las obras a ejecutar corresponden a reparación y refuerzo estructural, enfocado en restablecer la resistencia sísmica el edificio. Para ello será necesario hacer demoliciones parciales, reemplazar armaduras y eliminar la sobrelosa; obras que beneficiarán a esta villa que ha sido recientemente declarada como Zona Típica por el Consejo de Monumentos Nacionales.

ATON/MM