Potenciar las habilidades emprendedoras de jóvenes estudiantes, de quinto a octavo básico de colegios municipales y particulares subvencionados de la Región de Coquimbo, que participaron en el concurso “Una Idea Bacán” de Innovacien, apoyado por Corfo, tuvieron su primer taller de Empatía, para desarrollar habilidades que les permitirán transformar sus ideas en futuros proyectos.

Los más de 90 alumnos, que participaron de la iniciativa basada en la metodología Desing Thinking” (forma en que los diseñadores piensan y resuelven desafíos),  desarrollaron habilidades creativas y comunicativas que fueron acompañadas y asesoradas por estudiantes de la Universidad de La Serena.

Karla Campaña, directora regional de ONG Innovacien quien ejecuta este proyecto valora el compromiso y asistencia de los alumnos, señaló que “están comprometidos porque saben que ellos representan a sus cursos, que en total son 976 beneficiarios quienes ya están trabajando colaborativamente para que sus ideas se concreten. Esta metodología no se había experimentado con escolares tan pequeños en la región, ellos se transformaron en los protagonistas del conocimiento, están investigando y aprendiendo otras maneras de hacer y ver las cosas. Felicitamos a los profesores quienes apuestan para que sus estudiantes observen el mundo que les rodea y a interactuar con él. Hay que atreverse, porque para tener resultados distintos en educación, hay que hacer cosas distintas”.

En la actividad se involucró al mundo escolar con el universitario, con el propósito de generar oportunidades de intercambio, socialización y puntos de vista sobre un mismo problema, conectando las capacidades innatas de creación de los pequeños con la sistematización de los universitarios.

Entre las ideas presentadas se destacan: solucionar el exceso de botellas desechables en el bosque San Carlos, el analfabetismo de la tercera edad, una mochila anti robo, zapatillas lavables, aprovechar la energía del sol, entre otros. Sin duda son ideas que responden a varios problemas detectados por ellos.

Andrés Sánchez, director regional de Corfo, indicó que “esta es una iniciativa que se  proyecta como una alternativa educativa a nivel país, a través del desarrollo habilidades socio-emocionales, que permitan enfrentar de mejor manera sus desafíos personales y laborales. Estamos convencidos que debemos fortalecer las habilidades emprendedoras de jóvenes estudiantes, inculcando la creación y concreción de ideas desde una temprana edad” Además añadió que,  “La mentalidad emprendedora hay que inculcarla y potenciarla, al menos, desde la enseñanza media para que aquellos escolares que deseen realizar algún modelo de negocio o iniciativa propia, cuenten con las herramientas necesarias para alcanzar el éxito”.

A partir de ahora y hasta el 5 de abril están trabajando con sus cursos, transfiriendo la metodología, compartiendo evidencias y organizándose para vencer los próximos desafíos: aprender a generar prototipos y a comunicar su idea a un público masivo.

PUB/CM