Antonio Fica Flores, un joven mochilero chileno que se hizo amigo de las dos jóvenes asesinadas en Ecuador, contó como fueron las últimas horas de las argentinas antes del fatal desenlace sucedido en el balneario de Montañita.

El estudiante universitario relató al portal argentino Big Bang News! que se hizo amigo de Marina Menegazzo y María José Coñi, tras compartir con ambas.

Fica estaba en Ecuador con dos hombres y una mujer, cuando conocieron a las argentinas, a quienes catalogó de "cuidadosas, tranquilas y distintas".

Sobre los motivos por los que las jóvenes se hallaban en dicha localidad, señaló que "les dijeron que era buena la playa para ganar plata vendiendo cosas. Según nos contaron, ése fue uno de los principales motivos por los que andaban allí".

Respecto al crimen, el chileno afirmó que "si se fueron, lo hicieron contra su voluntad o con el juicio alterado". "Las invitamos a que vinieran un día a comer un asado o pasar una noche a Punta Carnero porque sabíamos que no tenían tanta plata para el alojamiento y nos dijeron que no. Entonces, si a nosotros nos dijeron que no, ¿cómo van a decirle que sí a estos tipos?", agregó.

"Nosotros éramos tres hombres y una amiga más. Era muchísimo más seguro quedarse con nosotros que con esos dos hijos de perra (…) Nunca las vimos con ellos, ni los vimos por la ciudad. Además, ellas conocían harta de gente allá, habrían recurrido a otras personas", enfatizó.

De igual manera, recalcó que lo ocurrido "da bronca, porque eran muy controladas. Una 'mina loca' se toma unos tragos y se va a una disco a buscar huevones. No baila contigo por bailar toda la noche, como lo hacían ellas con nosotros".

"No creo que se hayan ido con esos tipos por voluntad propia. Si se fueron, lo hicieron contra su voluntad o con el juicio alterado. A mí no me cuadra esa historia. Lo que más sentido me hace es que ellos les hubieran dado algo y que se las llevaron drogadas", expresó.

Además, precisó que ellas "eran muy cuidadosas. Habían chicas que andaban borrachas o drogadas por la ciudad, por eso me extraña que les haya pasado a ellas. Se notaba que eran más despiertas y que tenían experiencia viajando".

Finalmente, Fica contó que la última noche que estuvo allá en Montañita el pasado domingo (la autopsia indica que las jóvenes murieron el martes), "yo bailé con Marina en ese bar y mi amigo Cristián, con Majo. En la calle, más tarde, bailé con las dos. Esa fue la noche que más estuvimos con ellas. Como a las cuatro de la mañana se despidieron y entraron al hostal. Nosotros nos quedamos un par de horas más".

PUB/CM