Se acerca el último trimestre del año el que trae recuentos y análisis de cómo fue lo que va del 2016, pero junto con evaluar los logros y temas que quedan pendientes asoma el cansancio para muchos estudiantes, los que no tan sólo se observa por las materias de estudio, sino por los largos horarios y extensos traslados hacia los colegios y liceos hasta los que a diario tiene que llegar para sus clases. 

Esta realidad es la que se evitan algunos alumnos junto a sus padres y apoderados que han decidido optar por una educación virtual, la que a través de sus computadoras en las casas se conectan de forma online con tutores y tienen clases de todas las materias tradicionales pedidas por el Ministerio de Educación. 

Este tipo de modalidad de enseñanza es la que imparte desde el año 2006 el colegionline.com, que surgió tras una idea de sus creadores al analizar que no estaban conforme con las clases que habían recibido en sus colegios, por lo que según lo que cuenta a Publimetro su directora, Jessica Fuentes, la razón es entregar alternativas para los estudiantes que requieren de tiempo extra para otras actividades . 

“Decidimos crear esta enseñanza online para que al resto de los estudiantes se les haga más fácil y puedan tener oportunidad de hacer otras cosas, por eso las clases junto a los tutores tienen horarios extensos desde las 9:00 a 14:00 horas y desde las 16:00 a las 21:00 con materias establecidas por día”, señaló la directora del colegio que este año recibió a un poco más de 500 estudiantes. 

Estos sitios web o colegios de educación online imparten clases desde kínder a 4º medio, e incluso educación para adultos, los que según sus descripciones se ajustan de forma mínima a los contenidos pedagógicos exigidos por el Ministerio de Educación, aunque ninguno de ellos cuenta con la validación del Mineduc. 

“Para que un colegio cuente con reconocimiento oficial del Estado y la educación que imparte sea válida, debe cumplir con una serie de requisitos básicos considerados en la Ley General de Educación y sus respectivos reglamentos. Nuestra normativa de reconocimiento oficial incluye requerimiento de infraestructura para el establecimiento donde se impartirán las clases y de exigencias técnico-pedagógicas, que si no se cumplen implica que no se otorgue dicho reconocimiento”, manifestaron a Publimetro desde el Ministerio de Educación. 

Hace algunos días en una nota anterior de Publimetro se mencionó que había un colegio online en el país, sin embargo, existen varios sitios en Chile donde se puede obtener clases de forma virtual, los que solicitan matrícula y mensualidades diferenciadas para ser parte de los alumnos que no tienen que salir de sus casas para pasar de curso. 

Otro caso es el del colegio Think Academy, del cual es alumno Cristian Anguita de 11 años, quien va en 4º básico y cuenta que está contento con esta forma de enseñanza porque le queda tiempo para otras labores. 

“Me gusta ir al colegio por internet porque puedo tener más tiempo y aprendo como a mí me gusta en lo que soy bueno que es en las multiplicaciones”, señaló a Publimetro Cristian Anguita. 

Socialización con los pares

Si bien los alumnos que toman clases virtuales cuentan con los contenidos mínimos requeridos por el Mineduc, el tema de la socialización con los compañeros de clases en un tema que se cuestiona, ya que los niños deben pasar gran cantidad de horas delante de computadores o aparatos tecnológicos, lo que los aleja del contacto con niños. 

Según la sicóloga de la Facultad de Educación de la Universidad del Desarrollo, Alejandra Cheyre T, los compañeros de colegio son importantes en el desarrollo de los niños, ya que sirven para adquirir otro tipo de conocimientos y habilidades que van más allá de lo pedagógico. 

“Parte esencial de la vida escolar tiene que ver con la interacción con los pares, la que va más allá de la socialización, se apunta al desarrollo de herramientas emocionales, vincularse con la empatía e ir desarrollando estrategias de negociación y liderazgo, temas que en un aula virtual quedan fuera, es importante tener en cuenta que en la vida escolar no se promueven sólo contenidos pedagógicos”, expresó la especialista.