La empresa CAF, la fabricante de los nuevos carros del Metro de Santiago, informó que se demorará diez meses en la construcción de los nuevos carros tras el accidente que dejó ocho vagones destruidos el pasado viernes.

Esto luego que resultaran aplastadas por una plataforma mientras venían en una bodega del barco que los traía desde España.

"Creemos, por la dimensión del incidente, que este tren podría ser declarado como pérdida total", señaló a El Mercurio el director ejecutivo de CAF Chile, Juan Pablo Schwencke.

De igual manera, sostuvo que ante la fabricación de un nuevo tren, "hay que considerar un margen de accidente, y en este proyecto en particular ya está internalizada una situación de esta índole".

Pese a este hecho, se mantiene el segundo semestre de 2017 como el momento en que entrará en funcionamiento la nueva línea 6, pues para el ejecutivo, en esa "fecha en la que nuestros trenes estarán al cien por ciento operativos".

PUB/CM