En el marco del próximo anuncia de ajuste fiscal que hará La Moneda, el presidente de RN, Cristián Monckeberg, junto al diputado de la colectividad e integrante de la comisión de economía de la Cámara, José Manuel Edwards, hicieron un llamado al Gobierno a enfrentar, según dijeron, "la responsabilidad por el presente económico del país" y a dar "señales políticas claras para retomar la senda de crecimiento".


Monckeberg afirmó que “los ajustes fiscales, cuando son bien realizados, bienvenido sean. Nosotros no vamos a estar en contra de ordenar las finanzas, pero nos llama la atención el mensaje que ha dado la Presidenta de la República, al justificar esto, con que ‘la economía está lenta’. Aquí no es que la economía esté lenta. Aquí hay un gobierno que está haciendo mal las cosas. Estamos pagando muy cara la farra y la borrachera a las que nos llevó el gobierno en estos dos años”.


El presidente de RN insistió en que “es el Gobierno el que está lento. El Gobierno ha hecho mal las cosas y eso nos está pasando la cuenta”.

 

Presupuesto


Por su parte, el diputado Edwards reafirmó los dichos de Monckeberg señalando que “el costo que estamos pagando los chilenos por haber elegido a la Presidenta Bachelet es este ajuste fiscal. El costo de un programa de gobierno ideologizado que no se preocupa de la gente, que no se preocupa de mejorar la distribución del ingreso o de mejorar las remuneraciones de los chilenos. Se preocupa simplemente de hacer reformas ideológicas, independiente del costo que aquello tiene en nuestro país y nuestra gente”.


Para el diputado por La Araucanía, “lo más insólito es que cuando se anuncia un ajuste fiscal la Nueva Mayoría dice ‘ojo, es un año de elecciones’. ¿Qué significa eso?, ¿que el presupuesto de la Nación está hecho para financiar sus campañas? ¿Qué tiene que ver el presupuesto de la Nación con sus campañas políticas o que estemos en año de elecciones? Esa disyuntiva que va a tener que resolver la Nueva Mayoría nos demuestra que este presupuesto fue mal hecho y que tiene una gran cantidad de grasa, que lo que van a hacer con ella es simplemente pagarle a más activistas para que trabajen en sus campañas”.


Finalmente, Edwards señaló que el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, es también responsable de haber elaborado un presupuesto con los supuestos de crecimiento y precio del cobre errados y que debe enmendar esa equivocación. “Si vamos a hacer un ajuste fiscal, yo le pido al ministro Valdés que elimine estos 800 millones de dólares adicionales que se consideraban en este presupuesto para la contratación de activistas, que están desde el campo (Indap) hasta la forma en que están planteando la reforma constitucional”, detalló el parlamentario.