El diputado PPD Ramón Farías, junto a la Asociación de Motoristas Pro Chile (Amproch), se reunió este lunes con el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, para discutir la restricción a las motocicletas contemplada en el anteproyecto del plan de descontaminación de la Región Metropolitana. 

Uno de los principales puntos en discusión entre la organización de motociclistas y el ministerio fue el aporte real de este tipo de transporte a la contaminación que afecta a la capital, debate que se inició cuando se planteó la restricción de circulación a las motos sin algún tipo de consulta previa. 

En el ministerio han apelado a que una motocicleta, especialmente las EURO1 (de acuerdo a la normativa europea sobre emisiones), contamina considerablemente más que un automóvil tradicional. 

El grupo técnico de la Amproch, liderado por su presidenta Clara Espinoza, presentó diversos datos y encuestas que han realizado, dando a conocer que el aporte de las motocicletas a la polución santiaguina es menor al 1% de todos los elementos contaminantes presentes en la región. 

El diputado Farías enfatizó que “una de las principales regulaciones que se tienen que realizar es la importación de este tipo de vehículos a Chile, exigiendo que sólo lleguen a nuestro país motos EURO3 y de ahí en adelante, las cuales aportan una cantidad muy reducida de elementos contaminantes comparado a modelos más antiguos”. 

Junto a esto, destacó el consenso que se logró en la reunión para extender una exención de la restricción a aquellas personas que usan una motocicleta como medio de trabajo, siendo la mensajería y el delivery los principales afectados. 

Por su parte, el ministro Badenier destacó los puntos presentados por la Amproch, recogiendo la necesidad de reconocer a quienes utilizan este medio de transporte como su soporte de trabajo, además de la restricción natural de las motocicletas en invierno, donde baja un 20% el uso de éstas debido principalmente a las lluvias, porcentajes que se asemejan a los que el ministerio busca reducir con sus medidas. 

“Creemos que es razonable regular todos los tipos de emisión, ya sean fijas, móviles o de cualquier característica, como lo han hecho antes los planes de descontaminación atmosférica “, señaló el ministro. 

En la reunión, tanto el ministerio como la agrupación de motociclistas se mostraron abiertos a llegar a un mutuo acuerdo, para buscar alternativas que mejoren el estado del aire capitalino y que no afecten la calidad de vida de los motociclistas que transitan día a día por Santiago. 

PUB/VJ