Todo comenzó con el accidente que tuvo Rubén (23) en el kilómetro 8 de Renca, cuando por razones que aún se investigan, terminó chocando con otro vehículo y luego contra la barrera de contención. El joven saltó lejos y no fue hallado hasta 17 horas después, al igual que el cuerpo del otro fallecido. Su madre acusa que  si se hubieran realizado todas las gestiones quizás se habría salvado. 

Se trata de Soledad Sáez, la madre de Rubén acusa que hubo graves descoordinaciones antes de que los cuerpos fueran llevados al Servicio Médico Legal. Afirma que nadie la llamó ni se contactaron con ella e indica que aún no se sabe si perdieron la vida instantáneamente o bien, horas después por la falta de ayuda. 

“La forma como se hacen las cosas aquí (nos preocupa). Sucede un accidente y ellos están preocupados de una investigación interna. Nadie nos explica nada”, dijo entre lágrimas la madre, Soledad Sáez. 

“Nadie te dice que pasaron 17 horas en el suelo, no te dicen que nadie hizo la pericia que correspondía, nadie se te acerca, nadie te dice nada”, hermana del joven fallecido, Cinthia Sáez.

“Sale el general de Carabineros explicándote que está haciendo una investigación interna, con qué derecho él dice eso, si no hizo su trabaja”, agregó Cinthia.

Los hechos ocurrieron durante la noche de este jueves en el kilómetro 8 de Renca¡, cuando el motorista chocó con otro vehículo para luego terminar impactando a la barrera de contención de la autopista. Los cuerpos no fueron hallados hasta 17 horas después. 

“Esa es la peor de las inquietudes, el saber que estuvieron ahí tirados, que nadie los ayudó, que nadie hizo lo que debían hacer”, reclamó la madre de Rubén.

Asegura que no recibieron el llamado de las autoridades y que se enteraron porque hubo una cadena de llamados, ya que un amigo del joven pasó por el lugar, le informó a otro amigo y este último llegó donde los familiares de Rubén. 

“Fue una cadena. así empezaron los llamados hasta que nosotros fuimos al accidente, no llamó Carabineros, no llamó bomberos, no llamó nadie”, asegura la hermana, Cinthia. 

“Esto lo sabían, porque cuando nosotros estábamos esperando para subir, en el lugar del accidente pasó el SML y ellos tenían los datos, entonces no me podís decir que no sabían quiénes eran los que estaban ahí (…) Los del Instituto Médico Legal ya sabían a quienes iban a recoger”, agrega. 

La madre, por su parte, acusa que lo más grave es que no se sepa si el joven falleció por el accidente o por la falta de ayuda. “Por la prensa nos estamos enterando que estuvo 17 horas agonizando”.

Agregó que eso evitó que “tuviera la posibilidad de que mi hijo lo estuviera viendo en un hospital y no aquí, en el Servicio Médico Legal”.

Por el momento se conoce que los cuerpos serán entregados en las próximas horas a los familiares. Mientras, las policías determinarán qué ocurrió en este caso. 

PUB/JLM