El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) presentó este miércoles en el Palacio de Tribunales de Concepción una acción de no discriminación arbitraria contra la Línea de Buses San Pedro, luego de que se negara a difundir una campaña de la unión civil sólo porque incluía a parejas del mismo sexo.

En la demanda el Movilh alega que la empresa violentó la Ley 20.609, más conocida como Ley Zamudio, la cual prohíbe todo tipo de discriminación arbitraria en razón de la orientación sexual, la identidad de género, la ideología y la opinión política, entre otras categorías protegidas, explicó el abogado del Movilh, Juan Pablo Spoerer.

En tanto, el vocero de Movilh-Biobío, Esteban Guzmán, explicó que el pasado 6 de julio “nos contactamos con una empresa de publicidad para que gestionara la inclusión de los avisos de la campaña en líneas de buses que recorrieran el centro de Concepción. La campaña, denominada 'Una ley para todas las familias', incluía imágenes de parejas de igual y distinto sexo”.

Precisó que entre la oferta se encontraba la Línea San Pedro. “Sorpresivamente el 20 de octubre, un día antes de lanzar la campaña, nos informan que la Línea San Pedro, tras haber visto las imágenes, no difundiría ningún aviso. La razón que dieron fue “política de la empresa”, redondeó Guzmán.

“Se trata de la negación de un servicio en forma arbitraria, injustificada y discriminatoria, que violenta los derechos de la diversidad familiar. Ninguna empresa puede negar a su antojo un producto o servicio que ofrece abiertamente a todas las personas e instituciones, sin excepciones explícitas”, indicó Guzmán.

En tanto, Spoerer explicó que junto a la Ley Zamudio, la conducta de la Línea San Pedro violentó el derecho de igualdad ante la ley, garantizado en la Constitución Política, así como la Declaración Universal de Derechos Humanos y el el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

“Esperamos que haga justicia, pues no es tolerable que una empresa se niegue a una campaña que promueve el respeto, sólo en virtud de su homofobia”, apuntó Guzmán.

Por último, el Movilh precisó que había mantenido en reserva hasta ahora “la discriminación de la Línea San Pedro, pues decidimos esperar a que finalizara la campaña “Una ley para todas las familias”, de manera de no entorpecer su desarrollo, y porque intentamos sin éxito dialogar previamente con la empresa”.

PUB/CM