Al cumplirse cuatro años de la muerte del joven homosexual Daniel Zamudio, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) rindió un homenaje a las 34 personas que han sido asesinadas en Chile por su orientación sexual e identidad de género, desde el 2002 a la fecha. 

Los nombres están inscritos en placas que fueron el Memorial por la Diversidad, en cuyo costado descansan los restos de Daniel Zamudio, en el Cementerio General de Santiago. 

“El Memorial por la Diversidad es una obra dedicada a todas de las personas discriminadas en Chile. Desde hoy este memorial recordará especialmente a cada una de víctimas de los crímenes de odio”, sostuvo el vocero del Movilh, Óscar Rementería. 

“Los nombres de las víctimas fatales de la homofobia y la transfobia merecen ser recordados siempre, tanto por la sociedad como por los movimientos de diversidad sexual. Recordar nos sensibiliza y nos ayuda a estar alertas para que nunca más estos atroces homicidios vuelvan a ocurrir”, añadió. 

En la ocasión, el también dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, demandó a las autoridades realizar modificaciones a la actual ley antidiscriminación, conocida como “Ley Zamudio”, la que, a su juicio, aún carece de elementos que permitan sanciones más drásticas. 

“Demandamos al Gobierno y al Congreso Nacional que reformen la Ley Zamudio, pues esta norma es totalmente ineficiente desde el punto de vista punitivo”, dijo Jiménez. 

“Una reforma a la Ley Zamudio debe incluir indemnización para las víctimas, pues hoy las multas van con cargo al fisco, así como invertir la carga de la prueba, de manera que sean los acusados quienes demuestren que no han discriminado. También se requiere una institucionalidad antidiscriminatoria, que prevenga las exclusiones y coordine las políticas por la inclusión social”, puntualizó. 

PUB/VJ