“Queremos dejar el conducto regular que hemos ocupado por tres años sin respuesta del ejecutivo y realizar movilizaciones en otro tenor, por lo que no descartamos la toma de instituciones públicas como el edificio de Ingresa o el Ministerio de Educación, además de protestas en las calles”, con estas palabras el vocero del movimiento nacional Deuda Educativa, Juan Pablo Rojas, señaló a Publimetro que darán un vuelco en el actuar que han venido desarrollando a lo largo de su historia como agrupación que nació para reunir a personas que adeudan cuentas impagas por créditos universitarios como el Corfo, Crédito con Aval del Estado (CAE) y Fondo Solidario.

La razón de cambiar la forma de manifestarse se debe a que según comenta Rojas, creen que pueden ser tomados en cuenta con actos más radicales, ya que no han tenido respuesta a pesar que en enero de este año le hicieron llegar una carta a la Presidenta Bachelet para presentarles sus demandas.

“La única manera que los gobiernos han tomado consideración de las demandas sociales es cuando la gente sale a la calle, lo que nos parece lamentable, un hecho clave fue que desde enero no tenemos respuestas y a pesar de los dichos de la ministra que le parece una causa justa no sale más allá de eso”, agregó el representante del movimiento.

Deuda Educativa agrupa tiene cerca de 24 mil adherentes a las demandas y 980 militantes que se espera se puedan reunir el próximo sábado 25 de junio en Santiago para analizar el escenario político tras la cuenta pública de la Presidenta Bachelet.