En el hospital Barros Luco falleció este lunes el segundo delincuente baleado por el administrador de una bomba de bencinas de San Miguel, en un asalto registrado anoche. En el mismo lugar murió uno de los antisociales.

El segundo sujeto abatido fue identificado como Ebert Jeanpierre Osses Leuquén, de 29 años, cuyo deceso se suma al de Marco Antonio Muñoz Orellana, también de 29, quien murió en la misma bencinera.

Los hechos se registraron a las 22:00 horas de este domingo en la estación Petrobras de Santa Rosa con Varas Mena, hasta donde llegaron cuatro delincuentes armados a bordo de un automóvil.

Los antisociales amenazaron a la cajera para que les entregara el dinero, lo cual fue advertido por el administrador Benjamín Franklin Lillo, quien enfrentó a los atracadores y les disparó con su arma, debidamente inscrita.

Dos de los delincuentes cayeron en el mismo lugar, mientras que los otros dos alcanzaron a escapar, al parecer uno de ellos heridos. Muñoz Orellana murió casi instantáneamente, mientras que Osses Leuquén fue trasladado al Hospital Barros Luco, donde falleció este lunes.

Franklin Lillo, quien administra otras bencineras en el sector sur de Santiago, registra episodios similares. En 2009 abatió de un balazo a otro asaltante.

El caso quedó a cargo de la Fiscalía Metropolitana Sur, que investiga una legítima defensa propia, como ocurrió en el caso anterior que afectó a Lillo, oficial en retiro de la Fach.

PUB/CM