La mujer de 25 años, quien durante el domingo fue atacada por su pareja con una olla de agua hirviendo, entregó su dramático testimonio y aseguró que previamente ya había denunciado al sujeto por violencia intrafamiliar, pero había desistido de esto porque pensó que cambiaría.

"Veníamos de comprar cosas, íbamos a comer a la casa y se enojó. En ese momento estaba la estufa a gas ahí con las salchichas cociendo, hirviendo el agua y me dijo 'tu siempre con tu cuestión' y me tiró todo en la cara", relató la víctima a radio Cooperativa.

La brutal agresión ocurrió este domingo en la comuna de Puerto Octay, en la región de Los Lagos, y según relataron testigos, fueron los gritos de la mujer pidiendo auxilio los que alertaron a vecinos del sector, ya que el hombre luego de tirarle el agua hirviendo la dejó encerrada en una pieza de su vivienda junto a sus hijos de 4 y 7 años.

"Mis niñitos estaban atrás mío, ellos vieron todo lo que pasó. Él se arrancó, dijo que se iba a matar. Yo había puesto una denuncia porque él me pegó en la calle, pero yo aguanté harto tiempo, desde que empezamos él siempre fue así", agregó.

"Yo pensaba que él iba a cambiar y él reaccionó así, me tiró la cuestión. Me quemé toda la cara y el cuerpo", recordó la joven madre.

Asimismo, manifestó que "su ex mujer igual lo demandó porque quiso abusar de ella, pero yo siempre seguí con él porque había cambiado en ese aspecto de tomar, pero seguía agresivo. Llegó a un límite y gracias a Dios estoy viva".

El hombre de 38 años, identificado como Rodrigo de la Guarda, fue formalizado por lesiones graves y secuestro, quedando en prisión preventiva por ser considerado un peligro para la seguridad de la sociedad y de la víctima.

En tanto, la mujer se encuentra en el hospital de Puerto Octay donde se recupera de las graves lesiones en su cabeza y cuello.

PUB/CM