“Le doy las gracias a la gente que compartió la fotografía y les digo que sí se puede salir adelante, cuando es necesario uno se lo propone y es posible”, comenta a Publimetro Jennifer (30), la mujer que recibió una donación de parte del empresario nacional Leonardo Farkas, luego de que éste conociera su historia a través de las redes sociales.

El día martes, una madre chilena junto a sus tres hijos, salió de su casa para ir a trabajar limpiando vidrios en las calles de Santiago, mientras los niños estudiaban a un costado. En la esquina de Francisco Bilbao con Amapolas, un joven motorista se sorprendió con la escena, la fotografió y subió la imagen a Facebook con una leyenda que decía: “Que fuerza más grande la de esta mujer”. 

En ese momento, su historia se comenzó a difundir por diversas plataformas sociales, hasta llegar al corazón de Farkas, quien se ha caracterizado por ayudar monetariamente a personas de escasos recursos. Bajo este escenario, el esposo de Tina Friedman apareció en la escena nacional con una nueva donación que publicó en su cuenta de Twitter.

“Díganle a la madre que aparece en esta foto, enviada por muchos de ustedes pidiendo ayudarla, limpiando vidrios en las calles de Santiago: Bilbao con Amapolas, mientras hace estudiar a sus hijos junto a ella, dónde le deposito 1 millón y que siga luchando por su familia y un futuro mejor”, detalló. 

Después de la batahola que causó el suceso, esta mañana, durante la emisión del matinal "Buenos días a todos" de TVN, la trabajadora hizo su primera aparición pública y aprovechó la oportunidad para agradecer por la ayuda.

En relación al momento en el que se enteró de la situación, Jennifer confiesa que “no lo podía creer y me puse a llorar”, agregando que “en el colegio de mis hijos me contaron que yo estaba en Facebook y como no tengo redes sociales no tenía idea. Me dijeron que estaban tratando de viralizarlo para que llegara a Farkas y ahí empecé a especular miles de cosas, pero jamás pensé que se haría realidad”.

“Cuando supe que iba a recibir esa cantidad de dinero, pensé en invertir en mi casa propia. Necesito tener mi casa porque vivo en una habitación donde mi suegra”, agrega. “Jenny”, como le dicen sus más cercanos, ha vivido un camino de superación importante al dejar las drogas, adicción que la tuvo internada cuando pequeña. Sin embargo, asegura que desde que nacieron sus hijos dejó de consumir. 

Para finalizar, valora la intención que tuvo el hombre que le sacó la fotografía, con quien se juntó ayer y según cuenta “se le llenaron los ojos de lágrimas cuando me vio, me abrazó y me dijo que él sólo pretendía que la gente se diera cuenta que no es necesario pedir o dar lástima para salir adelante”. Sumándose a estas palabras señala que “no es necesario robar, ni traficar”.