Más de 750 mil personas han llegado esta jornada hasta la comuna de Yumbel para venerar la figura de San Sebastián, en el denominado “20 chico”, y pedir algún favor o pagar alguna “manda”.

Tal devoción ha provocado tacos kilométricos de horas, tanto para entrar como para salir de la comuna santuario de la Región del Biobío.

La gran cantidad de gente que ha llegado durante todo el día ha hecho colapsar no solo las vías de conectividad de Yumbel, sino que también la comuna misma, cuyas calles casi no han dado abasto para el tránsito vehicular que han debido soportar esta jornada.

Carabineros de la Prefectura de Biobío, informó que todos los servicios de tránsito locales han sido reforzados con unidades especiales llegadas desde Concepción, para asegurar la integridad de quienes aún siguen llegando a Yumbel.