Paulina Kaplan, directora del departamento de Gestión Patrimonial del municipio de Valparaíso, expresó su profunda molestia por el daño a la propiedad, "invaluable y casi incuantificable", tras los desmanes que se produjeron durante la última Cuenta Pública presidencial.

“Lamentamos profundamente los sucesos que acaecieron hoy, ya que además de la muerte de nuestro importante funcionario, contamos con un importante daño patrimonial de la ciudad. Si bien esta zona no está dentro del sitio del Patrimonio Mundial, es muy importante del barrio Almendral", explicó.

Kaplan, advirtió que los "inmuebles afectados tienen una condición de conservación histórica, especialmente aquellos junto a la Catedral, la cual también es monumento histórico y todos sus edificios alrededor en la plaza Victoria también sufrieron daños, incluyendo la Biblioteca Severín que es parte de nuestra historia. Estaremos haciendo mayores informes a nivel patrimonial, enfocados en los inmuebles de conservación histórica”.