La Municipalidad de Santiago informó que cerró temporalmente el puente peatonal Los Carros, frente a la Vega Central, y lo desalojó de comerciantes ambulantes ante un posible derrumbe y por motivos de seguridad ciudadana. 

Según un comunicado de la municipalidad, la medida busca la protección de las personas por un posible derrumbe de la estructura que data de 1890 y que presenta severos daños estructurales, confirmados por estudio de ingeniería de agosto de este año. El puente es Monumento Histórico y está con un decreto de inhabilidad. 

Tras las reparaciones, añadió la municipalidad, formará parte del plan de recuperación del sector Mapocho-La Chimba como paseo peatonal. En dicho plan participan los municipios de Santiago, Recoleta e Independencia. 

Además, la medida busca el combate al comercio ambulante ilegal. "El puente es un espacio patrimonial que debe ser recuperado para uso de la comunidad, evitando que siga utilizándose como bodega de productos perecibles que implican riesgos sanitarios y presencia de roedores", según el comunicado. 

En el operativo de desalojo se decomisaron 4,7 toneladas de comida y de 20 carros. Según la municipalidad, el desalojo fue debidamente notificado a los comerciantes hace dos semanas. 

En su ejecución–efectuado en forma conjunta por Carabineros e inspectores municipales- no hubo lesionados ni detenidos. 

La municipalidad informó que el procedimiento se intentó con anterioridad, pero los inspectores fueron amenazados con armas blancas, razón por la cual el procedimiento debió contar con resguardo policial. 

PUB/CM