El Consejo Municipal de Santiago aprobó una ordenanza con el fin de “mejorar la convivencia vecinal”,  que prohíbe los ruidos molestos en la comuna entre las 23:00 y las 06:00 horas.

La medida ordena restringir "la realización de actos al interior de inmuebles que ocasionen problemas de convivencia vecinal”, entre las horas mencionadas.

De acuerdo con la información publicada por El Mercurio, la normativa aplicará multas también la
 "utilización abusiva de espacios públicos aledaños, derivados de los actos al interior de los inmuebles, tales como aglomeraciones de personas u otras incivilidades".

De esta manera, quienes incumplan el reglamento municipal recibirán una multa desde 1 a 5 UTM, es decir entre 45.907 y 229.535 pesos, monto que define el Juzgado de Policía Local.

PUB/NL