La Municipalidad de Santiago efectuó un balance de la primera etapa del Plan Recicla Fácil, sistema implementado en edificios de la comuna y que en estos primeros cuatro meses se ha llevado a cabo en 88 inmuebles de la comuna.

Según indicó el gobierno comunal, el resultado de la iniciativa ha sido positivo y se espera incrementar el plan a 45 mil viviendas.

El trabajo se ha llevado a cabo gracias a la coordinación del municipio con las administraciones de los edificios de más altura, las cuales reciben los contenedores para separar la basura desde su origen. Los materiales a reciclar son: papeles y cartones, vidrio, botellas, tetrapack y latas.

Mauricio Valenzuela, Director de Aseo del municipio, explicó que “partimos con los edificios en altura, pues estos presentan facilidades para realizar el tipo de proyecto que estamos implementando. En cada piso tiene el denominado shafer ecológico, donde hay muchas cosas que no se pueden tirar por el ducto (vidrios, cartones y otros) porque lo bloquearían, por lo que los dejan apilados en cada piso, así los administradores hacen el esfuerzo y los depositan en los contendedores que les hemos entregado de manera separada”.

Esta propuesta nace a partir de un largo proceso de participación ciudadana. En la consulta del 2014 la opción de establecer un sistema de retiro separado ganó con el 58,16% de los votos.

ATON/MM