Buenas noticias para los vecinos de la comuna de Santiago, ya que durante la sesión de ayer el Concejo Municipal aprobó la creación de la Botica Comunitaria Dra. Eloisa Díaz, con una votación de nueve a favor y uno en contra. El concejal UDI Carlos Kubick, votó en contra de la iniciativa. 

Según datos entregados por el Concejo Municipal a esta redacción, de los 311 mil habitantes que tiene la comuna, cerca de 100 mil pertenecen a la tercera edad, principal grupo beneficiado con este proyecto.

La farmacia popular de Santiago se suma a las de Recoleta, Huechuraba, San Ramón y Providencia que ya funcionan en la Región Metropolitana. 

La alcaldesa Carolina Tohá no oculta su satisfacción con la aprobación de esta iniciativa, ya que "mejorará la calidad de vida de miles de personas de la comuna, especialmente a nuestra población adulta mayor", declara a Publimetro. 

La jefa edilicia señala también que "es muy importante destacar lo que hizo el alcalde (Daniel) Jadue, en Recoleta, que abrió el camino a este modelo de farmacia y que hoy está siendo repolicado en muchas partes, porque aunque no nos ayude a resolver, si nos ayuda a contener un tremendo problema que tenemos en Chile que es el enorme costo de los medicamentos". 

Los medicamentos disponibles serán sólo aquellos destinados a enfrentar enfermedades crónicas y funcionará, al igual que las farmacias populares de Recoleta o Huechuraba, con el sistema de encargo de medicamentos para que posteriormente el municipio gestione la compra con la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast). "Nosotros principalmente compraremos a Cenabast y lo que esperamos es que se fortalezca, que el Ministerio (de Salud) avance y tenga una política de medicamentos cada vez más potente, donde se faciliten los procedimientos y se acorten los tiempos de entrega", reflexiona Tohá, agregando que "también dejaremos la puerta abierta para tener otros proveedores como los laboratorios, y lo que esperamos de ellos es sólo una cosa: que tengan una conducta comercial ética, porque cuando te dedicas al negocio de los medicamentos estás lidiando con la salud de las personas".

Podrán comprar medicamentos todos aquellos que acrediten residencia en la comuna y presenten una receta médica, sin importar el sistema de salud al que pertenezcan. La alcaldesa detalla que la farmacia también incluirá desde su apertura como beneficiarios a todos los funcionarios municipales y que en una segunda etapa se buscará beneficiar a trabajadores y estudiantes que realicen sus labores en Santiago Centro. 

Al respecto, el concejal Alejandro Vega, señala en diálogo con Publimetro que "con las pensiones que tienen nuestros adultos mayores, que son mayoritariamente muy bajas, y con un sistema de salud saturado en la comuna, nace esta idea de la botica, tomando el ejemplo de la comuna de Recoleta". Considerando además que "hay sectores de la comuna que ni siquiera tienen una farmacia tradicional", acota Vega. 

El concejal que votó en contra de esta iniciativa, Carlos Kubick, señala que se opuso porque este proyecto es "deficitario, ineficiente e injusto". A su juicio, el modelo es deficitario porque "vamos a tener que vender a exactamente el mismo precio que compremos los medicamentos, lo que implica que todos los gastos de gestión, operación y de administración tendrá que pagarlos el municipio".

Critica también que "no hay focalización, por lo que cualquier vecino podría comprar medicamentos, entonces desde el inicio esta farmacia parte como deficitaria y no hay ningún control del déficit o el costo que implicará su operación". Argumenta que le parece "injusta, porque estamos obligados a cobrarle a los usuarios el precio que nos costó y lo que se ha dicho es que se va a comprar por lotes a través de licitaciones, entonces si compro un lote de Omeprasol a $100 por unidad, estoy obligado a venderlo a ese precio, pero si el segundo lote lo compro a $50, tengo que venderlo a $50. Entonces una persona va a comprar primero a $100 y otra $50, por ejemplo". 

La Botica Comunitaria de Santiago se inaugurará el próximo 20 de abril a las 10.45 horas, y estará ubicada en el paseo peatonal 21 de Mayo Nº 556 (entrada oriente a la Municipalidad de Santiago). 

El municipio también estudia a partir del próximo año modificar el recorrido del transporte vecinal gratuito que dispone para los vecinos de la comuna, de tal manera de incluir una parada en la zona de la nueva Botica Comunitaria.