La alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá sostuvo la tarde de este viernes una reunión con el ministro de Desarrollo Social, Marco Barraza para abordar el problema de las personas en situación de calle. 

La edil planteó la necesidad de generar nuevos planes para enfrentar esta materia, en especial, la ampliación de los programas de alojamiento y apoyo que se realizan únicamente en invierno. 

“Las políticas que actualmente existen abordan fundamentalmente los problemas propios del invierno, pero el resto del año no existen coberturas que realmente permitan dar respuesta a esta enorme emergencia social", dijo la alcaldesa. 

"Las personas en situación de calle viven en una extrema vulnerabilidad, suelen tener asociadas patologías de salud mental o de dependencia del alcohol y normalmente en los lugares donde se instalan a dormir se producen conflictos muy delicados con la comunidad circundante", explicó. 

"Muchas veces hay asociados problemas de seguridad, de convivencia y esto incide en de manera enorme en el deterioro de la calidad de vida, tanto para las personas en situación de calle como de los vecinos que viven cercanos a ellos”, añadió la alcaldesa. 

Además, solicitó apoyo del gobierno central y fue enfática en señalar que “no es posible para el municipio abordar esto solo. A Santiago llegan personas en situación de calle de toda la región y de todo el país". 

"Nuestra evaluación es alarmante: hay entre 800 y 1.000 personas en situación de calle en los barrios de Santiago. Por eso le hemos pedido al ministro que exista un cambio en la política y se asegure alojamiento durante todo el año y políticas de intervención integral”, afirmó. 

Por su parte, el Ministerio de Desarrollo Social fijó marzo como el mes en que hará llegar una propuesta al municipio con el fin de enfrentar de mejor manera la problemática y así avanzar en apoyar a los ciudadanos que se encuentran en situaciones de extrema vulnerabilidad. 

PUB/VJ