A través de un comunicado de prensa, la Municipalidad de Santiago dio a conocer las diferentes medidas que tomaron para desalojar a los estudiantes de los liceos en tomas, antes que ocurrieran los graves daños en el Internado Nacional Barros Arana (Inba).

Con seis puntos el municipio presidido por la alcaldesa Carolina Tohá, manifestó que desarrollaron variadas iniciativas e innovaciones de participación y diálogo con las comunidades escolares, para no llegar a las tomas que terminaron siendo decisiones políticas del movimiento estudiantil.

Además, argumentaron que la decisión de desalojo para el Inba fue manifestada en reiteradas oportunidades.

“La decisión de ordenar desalojos surge de la constatación de los gigantescos daños que han tenido estos establecimientos en reiteradas oportunidades, y lo sucedido en el Inba es una muestra más de lo anterior, pero han existido múltiples casos en el pasado, con daños y robos que han remecido a las comunidades”, señala el comunicado.

Como cierre concluyeron que siempre han mantenido conversaciones con los dirigentes estudiantiles, y la orden de desalojo es por la propia integridad de los alumnos, y lo seguirán haciendo apenas aparezcan tomas.

PUB/ SQM