A través de una declaración pública, la Municipalidad de Santiago dio a conocer su postura frente a los hechos de violencia que se han registrado durante los últimas semanas al interior de los liceos en toma, a lo que se suman los actos vandálicos ocurridos durante la jornada de este jueves al fin de la marcha estudiantil.

“El movimiento estudiantil, que ha enarbolado por años las banderas por una mejor educación pública, pudiendo instalar en la agenda nacional cambios profundos en esta materia, hoy está invadido por elementos que, al parecer, buscan desvirtuar y destruir lo avanzado hasta hoy”, de esa forma inicia el comunicado que continúa enumerando los incidentes que se han provocado al interior de los 13 establecimientos educacionales de la comuna.

Señalan que los incidentes han venido de parte de los estudiantes, “el más grave de estos se produjo el martes, donde una funcionaria de la empresa de alimentación en el Confederación Suiza fue agredida en su rostro con una piedra de medio kilo, resultando con su nariz fracturada”, donde además expresan que han podido registrar robo del mobiliario del mismo liceo y la manipulación de los tableros de control del alumbrado público del sector.

Sumado a los hechos al interior de los recintos, expresaron su sentir por los disturbios en la Iglesia Gratitud Nacional, templo desde el cual saquearon la estatua de un Cristo.

Como conclusión a los hechos anteriormente mencionados, hicieron un llamado a la comunidad escolar para poner fin al espiral de violencia y enfrentar con diálogo los desafíos a futuro.

"Señalamos que es momento de decir BASTA y asumir que los desafíos se plantean y construyen entre todos, con diálogo y participación, con movilización pacífica y no con acciones que hoy presenciamos que sólo están destruyendo los ideales que se construyeron años atrás, cuando miles de jóvenes pusieron en el foco de la opinión pública la educación pública y de calidad”, finalizó el comunicado.
 

PUB/SQM