El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, acompañó a la Presidenta Michelle Bachelet en la ceremonia de cambio de mando en la República del Perú, donde Pedro Pablo Kuczynski se convirtió en el nuevo Mandatario del país vecino.

Tras el juramento, realizado en el Congreso de Perú, el secretario de Estado destacó el inicio de una nueva etapa y dijo que “con la inauguración del Presidente Kuczynski se abre una gran ventana de oportunidades para las relaciones entre nuestros dos países”.

En este sentido, el canciller Muñoz indicó que “Chile y Perú tienen tanto en común. Tenemos nuestra presencia en Apec, somos miembros de la Alianza del Pacífico, tenemos una interdependencia económica que ha venido creciendo, una migración muy importante”.

“En definitiva, un futuro abierto si existe la voluntad política de aprovechar estas oportunidades y creo que las señales son importantes, muy positivas en este sentido y así lo hemos sentido en esta visita”, agregó.

El ministro Muñoz informó que "he tenido la oportunidad de conversar con el Canciller del Perú, a quien conozco desde hace unos 35 años y somos amigos, lo que ciertamente facilitará las conversaciones y ya nos hemos puesto de acuerdo para empezar a conversar y hacerlo en términos propositivos y lo mismo han hecho los presidentes”.

Finalmente, el jefe de la diplomacia chilena recordó que “la Presidenta Bachelet y el Presidente Kuczynski han dado señales importantes de que queremos una relación constructiva, una relación mirando al horizonte de futuro, que tiene tantas posibilidades para ambos países y para ambos pueblos”.

La jefa de Estado y su comitiva viajaron en vuelo especial de la Fuerza Aérea de Chile y tras aterrizar anoche en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez de Lima, fue recibida por la ministra de Cultura, Diana Álvarez-Calderón junto al embajador de Chile en Perú, Roberto Ibarra.

A la ceremonia de cambio de mando también asistieron los presidentes Horacio Cartes de Paraguay; Mauricio Macri, de Argentina; Rafael Correa, de Ecuador; y Juan Manuel Santos, de Colombia, a ellos se sumaron el Rey de España, Juan Carlos I, y el enviado del gobierno de Barack Obama, Michael Froman. 

PUB / DIG