Esta mañana falleció en la UCI Pediátrica del hospital Regional de Concepción, el niño de cinco años que hace unos días fue arrojado escaleras abajo por su tío de 24 años, al parecer, en un episodio psicótico del adulto.

Ese hecho ocurrió el jueves 28 de julio en una vivienda de la población Cantera 2 de la ciudad de Lota, y dejó al menor con diversas lesiones de consideración y fracturas de cráneo, que esta mañana le provocaron la muerte.

Debido al deceso del menor, el fiscal adjunto de Coronel, Julio Sánchez, a cargo de la investigación del caso deberá solicitar al Juzgado de Garantía de Lota una audiencia para reformalizar al tío por homicidio consumado.

El hombre, por ahora, está internado de manera provisoria en la Unidad de Psiquiatría del hospital de Concepción, y se está a la espera de los informes forenses acerca de su condición psiquiátrica.

PUB/NL