Nabila Rifo, la mujer quien fue brutalmente golpeada en Coyhaique y perdió sus globos oculares por culpa de la paliza que sufrió en mayo, acusó presiones del fiscal Pedro Salgado para culpar a su ex pareja, Mauricio Ortega, de la agresión. 

"El otro día le dije al fiscal que había sido otra persona, pero el fiscal me dijo que no, que era él, que habían un montón de pruebas", dice Rifo en la conversación telefónica, según consignó Emol. 

El audio fue revelado por radio Santa María, en la que Rifo habría estando conversando con la sobrina de Ortega. "Ahora voy a declarar en el juicio que no fue él, aunque mi mamá me eche (de la casa)", agrega la mujer. 

Mauricio Ortega es el único imputado por la golpiza y fue formalizado por femicidio frustrado y lesiones gravísimas, por lo que quedó en prisión preventiva. 

Según Rifo, la contextura de su agresor no coincide con la de su ex pareja, sino que el culpable es alguien más flaco: "era más flaco, alto, un cabro como de 35 años", asegura. 

"Cuando fue el fiscal (a la ex Posta Central, donde estuvo internada) le dije lo que había pasado, pero él piensa que lo inventé o tuve un sueño. Yo lo recuerdo tan real", dice en el audio. 

"Yo igual voy a estar con él, yo lo quiero (...) te lo juro que lo voy a sacar de ahí", alude a la prisión preventiva en que se encuentra su ex pareja. 

El Ministerio Público solicitará a la justicia ampliar el plazo de investigación que inició en mayo pasado. La familia de Nabila Rifo, según consigna radio Cooperativa, entregará más audios de la víctima donde asegura que Ortega es inocente. 

PUB/CF