Durante esta jornada se retiró desde el hospital regional de Coyhaique Nabila Rifo, la mujer que fue brutalmente agredida el pasado 14 de mayo en Aysén, y que producto de dicho ataque perdió sus dos ojos.

El director del recinto asistencial, el médico Mauro Salinas, dijo que los últimos análisis permitieron determinar que ella estaba en condiciones de iniciar la tercera fase de su recuperación, la que tiene que ver con su reinserción social.

“Ella fue dada de alta el día de hoy, a las 11:00 de la mañana, y va a seguir con sus respectivos controles ambulatorios, en este caso, en su domicilio. Hay tres procesos, hay uno de reconstrucción, otro de rehabilitación y el otro es de reincorporación a la sociedad. En este momento estamos ya en la tercera fase”.

Nabila Rifo se retiró del hospital de Coyhaique en compañía de su familia, y se dirigió al inmueble que le entregó el Estado por seis meses, a la espera que se le otorgue el subsidio habitacional que le entregará el Serviu regional para reacondicionar la casa de su madre en esa ciudad.

PUB/CM