Nabila Rifo rompió el silencio. La mujer brutalmente golpeada en la ciudad de Coyhaique, en cuyo acto le arrancaron los ojos y la dejaron gravemente herida, emitió una declaración pública en rechazo a un reportaje publicado en la revista "Ya" de El Mercurio. 

“Soy Nabila Rifo, sí, la sobreviviente de un hecho brutal, pero además soy hija, sobrina, prima, pero por sobre todo madre”, inicia la carta. 

En la misiva, Rifo pide a los medios de comunicación que no se mencionen los nombres de sus hijos para "proteger su infancia y su inocencia". “Vivo en una ciudad pequeña donde son fácilmente identificables”, agrega. 

“Soy madre de cuatro hermosos pequeños a los cuales con la ayuda y fuerza de toda mi familia hemos tratado de proteger de toda esta exposición que estamos viviendo”, y manifiesta que más allá del duro proceso, buscará seguir adelante. “Le quiero agradecer a todas aquellas personas que nos han tenido presente en sus oraciones (…) No me rendiré pese a todo lo adverso que he tenido que vivir”, asegura. 

Tras el brutal ataque, Mauricio Ortega la ex pareja de la mujer fue imputado como responsable del macabro hecho, por el cual se encuentra actualmente recluido en la cárcel de Coyhaique mientras culmina la investigación y se realiza el juicio oral. Además, según la declaración lograda por Fiscalía, la misma Nabila reconoció a Ortega como su agresor.  

PUB/SVM