Un particular giro tomó la historia del chofer de micro que, en Alto Hospicio, aseguró ser condenado por golpear a un sujeto que lo asaltó, todo luego que desde la Fiscalía Regional de Tarapacá aseguraran que dicho caso no existe.

El fiscal regional, Raúl Arancibia, indicó lamentar que "una información de la cual no hay constancia que efectivamente haya ocurrido, causara tanto revuelo en la comunidad", según detalló el Ministerio Público.

Además, el persecutor expresó que tras conocerse la noticia a nivel nacional, la Fiscalía de Alto Hospicio inició pericias con Carabineros para dar con chofer sindicado como víctima -y cuyo nombre era Guillermo Cortés-, no existiendo registro en las dos líneas de locomoción colectiva que operan en dicha localidad.

Junto a ello, en dichos lugares se señaló no conocer de un caso similar que hubiera afectado a unos de sus choferes.

"En lo casos como los que supuestamente habrían afectado a este chofer de la locomoción colectiva, nuestra legislación penal contempla que toda actividad defensiva de una víctima ante una agresión puede estar justificada, siempre que ésta se enmarque dentro de una proporcionalidad y otros requisitos que la ley penal establece", complementó el fiscal Arancibia.

Originalmente, medios locales consignaron que un chofer de 38 años fue asaltado por un sujeto que se subió a su micro cuchillo en mano mientras cubría la ruta Iquique-Alto Hospicio. Para repeler el ataque, este profesional habría efectuado una maniobra que provocó que el asaltante perdiera el equilibrio, tras lo cual fue reducido recibiendo un puñete en el rostro.

Tras constatar lesiones, el conductor -identificado como Guillermo Cortés- habría sido detenido y puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Iquique, siendo formalizado por el delito de cuasidelito de lesiones menos graves y condenado a pagar una multa de $120 mil.

PUB/VJ