“Nos enseñaste que la familia es lo más importante”, con estas palabras los nietos se despidieron del fallecido ex Presidente Patricio Aylwin, en la misa que se realiza en la Catedral Metropolitana.

“Que ganas tata que estuvieras en el lago dándote un chapuzón disfrutando de la fruta de la estación. Qué ganas de que la vida fuera más larga para seguir aprendiendo de tu sencillez única, de tu capacidad de ver la belleza en lo simple”, señalaron los nietos.

Uno a uno pasaron hasta el podio central para leer una carta en homenaje a su abuelo, donde comentaron las enseñanzas que por años les entregó Aylwin.

“Amando a la ita desde que la viste con pasión y ternura todos los días de tu vida por más de 67 años, nos enseñaste que tomar la mano y estirar los dedos es decir te quiero y que la familia es lo más importante”, dijeron sus familiares.

“Gran padre, cariñoso abuelo y energético bisabuelo, que con más de 97 años gateabas en cuatro patas junto a tus bisnietos para entretenerlos”, agregaron.

Otro de los nietos manifestó que su abuelo, Patricio Aylwin, siempre se interesó en las carreras profesionales que eligieron y dieron gracias por “inspirar a una generación de abogados, con frecuencia nos preguntabas por nuestros estudios e incluso nos interrogabas sobre alguna materia y luego te ponías a hablar de ellas dándonos verdaderas cátedras de derecho”.

Además, aseguraron que “nos enseñaste que los prejuicios solo sirven para estorbar, que se puede ser un viejo conservado pero no conservador, gracias por demostrarnos que ser consecuente con tus ideas es compatible con respetar y escuchar las ideas de que no piensan como tú”.

Recordaron, además, que su abuelo les enseñó que “las injusticias deben molestarnos a tal punto de golpear la mesa y que no basta con indignarnos, sino que además debemos jugárnoslas por nuestras creencias, que si te esfuerzas con toda el alma para que el mundo sea un lugar más justo y bueno, la vida adquiere más sentido”.

Por otro lado, la actriz y nieta del ex Presidente Aylwin, Paz Bascuñán, recordó la figura de su abuelo y pidió que el país se preocupe por todas las personas mayores.

“Señor, hoy te quiero dar las gracias por haber podido acompañar a nuestro abuelo no solo en sus tiempos de fortaleza y liderazgo, sino que también por haberlo podido acompañar y disfrutar en sus tiempos de más debilidad ahora en su vejez”, aseguró Bascuñán.

“Quiero dar gracias por el maravilloso abuelo que tuvimos y quiero pedir por ellos, por los abuelos y abuelas, tengo una abuela extraordinaria, así que hoy quiero pedir por la gente mayor de nuestro país para que sepamos cuidarlos bien, acompañarlos, oírlos, verlos y para que sepamos aprovechar el privilegio de su inmensa riqueza”, agregó.

Los nietos, además, fueron los encargados de llevar el féretro por el pasillo central de la Catedral Metropolitana hasta subirlo en el cortejo que llegará hasta el Cementerio General.

PUB/NL