Personal de Carabineros y la PDI llegaron durante este martes hasta una vivienda emplazada en la Villa Las Cañadas, sector norte de Rancagua, para investigar las circunstancias en las cuales una pareja fue encontrada sin vida al interior del inmueble.

De acuerdo a los primeros reportes, la mujer -aún no identificada y de 29 años de edad- se encontraba al costado de la cama matrimonial y rodeada de cojines mientras que el varón, cuya identidad tampoco fue revelada y dos años menor que la joven, fue hallado con una cuerda.

A raíz de estos antecedentes, la línea investigativa que toma fuerza es la del femicidio y posterior suicidio, aunque según datos policiales no se registraban episodios de violencia intrafamiliar previos.

La mujer trabajaba en el hospital regional de Rancagua. Por su parte, el hombre oficiaba de temporero. Ambos cuerpos se encontraban hace -a lo menos- dos días en la habitación.

Junto a los cadáveres, al interior de la casa también permaneció un niño de 10 años, quien durante los días previos se alimentó con lo existente en el lugar. Finalmente, fue él quien dio aviso a la abuela, gatillando el dispositivo policial.

La policía uniformada ya empadronó a los familiares y testigos.

PUB/VJ