Al menos  50.000 personas, según Intendencia, acudieron en Santiago a la marcha contra la violencia de género en solidaridad a la campaña #NiUnaMenos, la cual nació y creció debido a los últimos casos en femicidios en Latinoamérica.

En Santiago la manifestación se desplegó desde el sector de Plaza Italia hasta Plaza Los Héroes, y donde  los asistentes marcharon vestidos de negro bajo el lema "Ante la violencia machista, sonoridad". 

Además de las 30 ciudades que adhirieron a la campaña en Chile, organizaciones se manifestaron en Argentina, México, Guatemala, El Salvador, España, Brasil, Bolivia, Honduras, Perú, Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Estados Unidos, Costa Rica y Francia, demostrando su descontento contra los hecho de violencia hacia las mujeres.

Ante la importancia de la convocatoria y la temática, la presidenta Michelle Bachelet adhirió a la campaña y rechazó la violencia de género contra las niñas y mujeres de nuestro país.

"Esta no es una responsabilidad de las mujeres que sufren de violencia, sino que es una conducta aprendida en nuestra cultura y es un problema que debemos afrontar como país", dijo la mandataria.

En Chile, este año se han registrado 27 femicidios, pero también causó indignación el asesinato de una menor de 9 años por parte de su padrastro en Coyhaique. 

La indignación en Argentina se propagó luego de conocerse el brutal caso de la joven de 16 años, Lucía Pérez, que fue abusada, violada y empalada en Mar del Plata. 

PUB/IS