Hace poco menos de un mes la vocera y creadora del grupo que impulsa la idea de no tener más tareas escolares en la casa, Paulina Fernández, envió una solicitud de información hacia el Ministerio de Educación para saber si existe alguna normativa que establezca obligatoriedad de enviar labores escolares a los estudiantes.

Ante la interrogante, desde el Mineduc le respondieron que no hay algo que obligue o recomiende a los establecimientos educacionales a asignar tares a los alumnos, ya sean de enseñanza básica o media, además señalaron por medio de una carta que se respeta la autonomía de los colegios.

“Esta Subsecretaria respeta la autonomía de las instituciones escolares y la de los docentes para la definición de las estrategias que se consideren adecuadas para fortalecer los aprendizajes de los estudiantes”, señala la misiva que añade que a pesar de lo anterior existen otras herramientas de estudio.

Fue esta explicación de parte de las autoridades del Ministerio de Educación que ha generado que el movimiento creado en el año 2013 haya tomado un impulso para lograr agrupar a cerca de 20 mil miembros, en los que se encuentran no tan sólo padres y apoderados pidiendo comprensión para tener más tiempo con sus hijos, sino que ha concitado la integración de profesionales del área educacional.

Uno de los expertos en el tema es el profesor e investigador en el área de educación y didáctica y formador de profesores de la Universidad de Chile, Bernardo González, quien señaló a Publimetro que las tareas traen contenidos adversos para el aprendizaje de los niños.

“En la casa se desarman los contenidos adquiridos durante el día en el colegio, porque los padres y apoderados no tienen la expertiz necesaria para enseñarles de buena manera, por lo que es beneficioso que a los niños no se les de tarea y se les permita tener un desarrollo equilibrado en las áreas de estudio, vida familiar y descanso”, comentó el experto en educación.

El apoyo a la iniciativa también lo manifiesta Leslie Power, quien es psicóloga clínica experta en políticas públicas infanto-juveniles, y desde su área de conocimiento propugna por la importancia del juego que están perdiendo los niños con el, como dice ella, es un exceso de carga escolar.

“La cantidad de horas que se les está exigiendo a los niños en tareas provoca que se les reste horas de juego, lo que es un derecho fundamental, y de lo contrario lo que está sucediendo es que ahora los niños se estresan de forma fácil, provocando depresiones a temprana edad”, enfatizó a Publimetro la psicóloga.

Debido a estas opiniones y evidencias de autoridades, es que la vocera del grupo “La tarea es sin tareas: repensemos las tareas escolares en la casa para nuestros niños”, señaló que están buscando que el tema se amplíe e involucre a todas las comunidades educativas del país.

“En un principio lo que queríamos hacer era generar conciencia y que los profesores y papás nos cuestionásemos que es lo que estábamos haciendo, ahora estamos pasando al segundo paso de subir material para que los padres y apoderados lo conversen con las comunidades educativas para cambiar el enfoque”, finalizó Paulina Fernández.