Por medio de una declaración pública y dentro es un escenario tensionado por el fallido proyecto de reajuste salarial al sector público, seis de los siete partidos que componen la Nueva Mayoría lamentaron la posición del Partido Comunista, quien rechazó el veto impuesto por la Presidenta Michelle Bachelet para insistir con la propuesta del Gobierno.

Sobre la decisión del PC, los timoneles expresaron que "como presidentes de partidos de la Nueva Mayoría reconocemos el esfuerzo hecho por el gobierno en cuanto al reajuste ofrecido a los trabajadores del sector público, en un escenario de restricción económica que obliga a ser responsables en el uso de los fondos fiscales".

También respaldaron "la conducción económica encabezada por el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés", quien fue cuestionado desde los distintos gremios que componen la Mesa del Sector Público por el rol durante el proceso parlamentario que tuvo el reajuste salarial.

"Los dirigentes de los partidos que suscribimos esta declaración reconocemos nuestra cuota de responsabilidad en el rechazo al proyecto del Gobierno tal como habíamos comprometido, asumiendo que hubo parlamentarios de todas las colectividades que no cumplieron con lo acordado y en el entendido que esto obliga a una reflexión interna de cada partido", agregaron.

De igual manera, criticaron el rechazo al veto presidencial por parte de seis diputados del PC, donde señalaron que "lamentamos la decisión corporativa del Partido Comunista de votar en bloque en contra de su propio Gobierno, fuera de los márgenes de lo acordado por todas las colectividades". 

Por último, los dirigentes del oficialismo valoraron la posición de La Moneda sobre el reajuste, remarcando "los esfuerzos del gobierno por mejorar la situación de los trabajadores de menores ingresos del sector público con un objetivo redistributivo, y lamentamos no haber podido revertir, con nuestros votos, lo solicitado por los dirigentes llamando a no aprobar el reajuste".

En una declaración firmada por Carolina Goic (DC), Isabel Allende (PS), Gonzalo Navarrete (PPD), Ernesto Velasco (PR), Cristián Tapia (MAS) y Francisco Parraguez (IC), los timoneles, por último, llamaron a los funcionarios públicos a normalizar la atención, ya que la ciudadanía es "injustamente afectada por esta paralización".

 

 

PUB/IS