Mediante una declaración pública, los partidos de la Nueva Mayoría entregaron su "apoyo irrestricto" a la Presidenta Michelle Bachelet luego que el ex gestor inmobiliario Juan Díaz realizara fuertes acusaciones sobre la figura de la Mandataria en el marco del caso Caval.

En el documento, las colectividades oficialistas comentaron la nota publicada por la Revista Qué Pasa señalando que "el hecho que un medio periodístico se permita difundir rumores y dichos sin base alguna sobre la Presidenta de la República, dan cuenta de una intencionalidad que requiere de explicaciones porque solo contribuye a generar una completa distorsión sobre los hechos que investiga la justicia en este caso. Se ha traspasado un límite en la ética periodística que no habíamos conocido y que no podemos aceptar".

"Estas declaraciones, tal como la propia Presidenta Bachelet lo indica, son completamente falsas y son intolerables en el marco de nuestra convivencia democrática, y nos parece que no corresponde que este medio se preste para este tipo de injuriosas publicaciones", agregaron.

"Pensábamos que este tipo de prácticas eran parte del pasado y que las habíamos dejado atrás junto con un período oscuro de nuestra historia. Más aún, son una canallada contra nuestra primera autoridad de Gobierno. La institución presidencial es un pilar de la República y entre todos debemos cuidarla", sostuvieron.

De igual manera, recalcaron que "solidarizamos con la Presidenta Michelle Bachelet y apoyaremos cualquier decisión que ella tome respecto a iniciar una querella por esta publicación que hemos conocido".

"El rol de los medios de comunicación es fundamental y es su deber cotejar la veracidad de los hechos y las declaraciones que se emiten. Lo ocurrido amerita una reflexión de fondo sobre el modo cómo deben ejercer ese papel", añadieron.

Por último, los partidos de la Nueva Mayoría afirmaron que espera que "la Revista Qué Pasa tome en consideración que este tipo de publicaciones no contribuyen en nada al debate informado que requerimos en el país, y solo distorsiona el intercambio de opiniones y antecedentes, perjudicando la libertad de prensa que hemos conquistado y que es fundamental para la democracia en Chile".

PUB/CM