Los partidos de la Nueva Mayoría aunaron posiciones y este viernes presentaron un requerimiento al Servicio Electoral (Servel) para que reconsidere la decisión de la directora subrogante Elizabeth Cabrera, quien a las 00:20 horas de este jueves no admitió la inscripción del conglomerado para las primarias municipales por llegar fuera de plazo al trámite. 

Luego de superar las recriminaciones por el retraso, los siete partidos encargaron al abogado y ex ministro Isidro Solís la presentación de este requerimiento para que el Servel se pronuncie sobre la actuación de Cabrera. El presidente del Consejo Directivo del Servicio, Patricio Santamaría, dijo que se ajustó a Derecho. 

El argumento es que el artículo 13 de la Ley 20.640 de Elecciones Primarias "sólo exige la suscripción o firma de las representaciones legales y no la comparecencia personal de los representantes de los partidos", como ocurrió con la senadora socialista Isabel Allende, que llegó al Servel 20 minutos después del cierre del plazo para la inscripción. 

Para estos efectos, los dirigentes de la Nueva Mayoría recordaron que en abril de 2013, con motivo de las primarias presidenciales entre Michelle Bachelet, Claudio Orrego, José Antonio Gómez y Andrés Velasco, el Servel aceptó la inscripción de los candidatos pese a la ausencia del entonces presidente de la DC, Ignacio Walker. 

Incluso, añadieron, fue la misma Elizabeth Cabrera quien en esa oportunidad acogió a trámite las inscripciones, por lo cual estiman que en este caso de primarias municipales la directora subrogante actuó de manera "ilegal y arbitraria". 

De ser rechazado el requerimiento, la Nueva Mayoría se quedará sin primarias legales para elegir a sus candidatos a las elecciones municipales de octubre próximo. Es decir, no recibirá financiamiento del Estado para esto y tampoco tendrá el respaldo moral y político de una primaria legal. Sólo podría efectuar primarias "convencionales". 

Para la senadora Isabel Allende, la acción busca que “el Servel enmiende una mala decisión de la directora subrogante, un error administrativo que impidió la posibilidad de que la Nueva Mayoría inscribiera su proceso de primarias en el plazo y en la forma que la ley señala, coartando la posibilidad de millones de chilenos de ejercer su derecho democrático de participar en primarias”, dijo. 

“Los abogados han sido claros en reafirmarnos que aquí no hubo ningún error ni atraso por nuestra parte, sino que estábamos en lo correcto: que no era necesaria ni exigible la comparecencia personal de los firmantes, y que la directora Cabrera debió recibir la documentación según lo establece la propia legislación que regula al Servel”, enfatizó Allende. 

Según el equipo jurídico de los partidos de la Nueva Mayoría, durante la próxima semana el SERVEL debiese pronunciarse al respecto. 

PUB/SVM