Una nueva protesta realizaron esta noche los taxistas de Santiago en contra de los servicios de Uber y Cabify, que ofrecen traslados en vehículos particulares, sin cumplir con las mismas exigencias que se le piden al tradicional gremio de los techos amarillos. 

Decenas de taxistas circularon por la Alameda en dirección La Moneda para protestar contra lo que califican como servicios ilegales de Uber y Cabify, debido a que no existe una norma que los regule u obligue a pagar los mismos impuestos ofreciendo, a su juicio, una “competencia desleal”. 

En sus vehículos, los taxistas lucían leyendas referentes a una movilización convocada para el próximo 12 mayo, fecha en que nuevamente protestarán contra estos servicios paralelos. 

El 8 de abril pasado, la Confederación Nacional de Taxis de Chile (Confenatach), que preside Luis Campos, presentó un recurso de protección contra Uber y Cabify, pero el 12 de abril la Corte de Apelaciones de Santiago lo declaró inadmisible. 

En lo específico, el recurso no se acogió a trámite por exceder las materias que debe resolver la judicatura, y por un vicio de legitimación activa, o sea, por falta de representación de la organización que interpuso el escrito. 

PUB/SVM