Con el uso de gases lacrimógenas personal de Gendarmería logró controlar nuevos incidentes registrados en las últimas horas en el interior de la cárcel de Quillota, tras los cuales al menos dos reclusos quedaron con lesiones de diversa consideración.

Los incidentes de la madrugada de este miércoles, cuyas causas están siendo investigadas, se iniciaron en el módulo de reclusos condenados y sólo pudieron ser controlados mediante el uso de gases lacrimógenos.

Como consecuencia de estos hechos, personal de prisiones a cargo del recinto penitenciario de Quillota, informó de dos internos con dos heridas leves como consecuencia de la refriega.

El lunes último, un recluso murió cuando recibía atención en el citado hospital, luego de ser herido en medio de una riña protagonizada por bandas rivales que habitan el módulo 5 del recinto. Su deceso se sumó a las muertes de otros tres internos de la cárcel de Valaparaíso, ocurridas en lo que va de este año.

PUB/CM