Un dato clave entregó un nuevo informe sobre la muerte de la contadora Viviana Haeger, quien fue encontrada sin vida en el entretecho de su casa en Puerto Varas en agosto de 2010.

Hasta ahora y pese a la insistencia de la familia sobre que se trató de un homicidio, la investigación de la policía no ha determinado responsabilidades de terceros sobre el fallecimiento.

Sin embargo, según informa Cooperativa, el abogado de la familia de la víctima, Humberto Neumann, dio a conocer un informe pericial que determina que la víctima fue atada de manos.

Se trata de un segundo informe tanatológico realizado en Santiago, el cual demuestra que hubo intervención de terceras personas en el deceso de Viviana, aseguró el profesional.

"Fue atada en los momentos en que se procedió a su muerte", según lo demuestran "las fotografías que se hicieron del sitio del suceso y del cadáver en ese momento", dijo Neumann.

El próximo paso es continuar con la querella por homicidio contra quien resulte responsable.