3.358 postulaciones son las que se recibieron desde el 8 de agosto en el región de Magallanes en el nuevo sistema de admisión escolar, lo que equivale a un 92% de las admisiones en comparación con el año anterior en la región de los estudiantes de establecimientos municipales, subvencionados y de administración delegada. 

Según datos que entregó el Ministerio de Educación este lunes 7 de noviembre, un 58,3% (1.959) de los escolares quedaron admitidos en su primera preferencia, y un 86,3% logró asentarse en algún establecimiento de sus opciones, mientras que un 13,7% fueron asignados a colegios que no eligieron pero estaban cerca de su domicilio.

“Los resultados son muy auspiciosos, todos los niños quedaron en establecimientos educacionales, sobre el 86% de ellos quedó en sus preferencias o la de sus padres, lo que es un excelente resultado”, sostuvo Andrés Palma, secretario ejecutivo de la reforma educacional. 

Este nuevo sistema de admisión que está enmarcado en la ley de inclusión, se prolongó por siete semanas en Magallanes, donde cada estudiante debía marcar su preferencia de los distintos tipos de establecimientos que existen en la zona para ser asignado a uno de ellos en los níveos de pre kínder, kínder, 1º y 7º básico, y 1º medio. 

La puesta en marcha en Magallanes, se extenderá para el proceso de admisión 2018 a las regiones de Tarapacá, Coquimbo, O’Higgins y Los Lagos, para completar con todo el país en el 2019. 

Luego que este lunes se dieron a conocer los resultados, los padres y apoderados pueden aceptar el establecimiento educacional a los que fueron asignados sus hijos, y en caso de estar disconforme existirá una etapa de postulación ente el 21 de noviembre y el 2 de diciembre para las vacantes que queden disponibles en los colegios de la región.

Desde el Mineduc valoraron la alta concurrencia de inscritos y lo calificaron como un éxito, añadiendo que se parte por evitar la discriminación a los estudiantes. 

“El establecimiento no puede rechazar bajo ninguna forma a un estudiante, los padres ganan tiempo y tranquilidad de que pueden postular, se les amplía las oportunidades, y que tienen la mejor información para postular a sus niños”, agregó Palma.