A una semana de asumir la dirigencia de dos de las federaciones de estudiantes más influyentes del país, Sofía Barahona, presidenta de la Feuc y Daniel Andrade, presidente de la Fech plantearon que quieren lograr que el movimiento estudiantil vuelva a tomar la relevancia nacional y para el 2017 esperan apoyar otras causas sociales con el objetivo de crear una fuerza. 

“Hacemos la autocrítica que el movimiento estudiantil se ha alejado de la ciudadanía y el énfasis tiene que ver con volver a conectarnos con ella y generar propuestas que aborden la crisis de educación superior”, señaló el nuevo dirigente de la Federación de estudiantes de la Universidad de Chile. 

El mismo pensamiento es el que comparte la también recién electa presidenta de la Feuc, Sofía Barahona, quien afirma que una de las principales misiones es que los estudiantes recuperen la relevancia nacional, por lo que se harán cargo de las críticas que han recibido como la violencia en las marchas. 

“Sí nos ha faltado ser lo suficientemente tajantes en este tipo de manifestaciones violentas, por parte de ciertos individuos, que no representan todo el movimiento estudiantil, durante el próximo año queremos nuevas formas de manifestación y por supuesto seguir haciéndonos responsables de los actos de violencia, aunque no sean nuestras”, afirma Barahona. 

Al cuestionar el poco apoyo ciudadano que tiene la Confech y el movimiento estudiantil este 2016, comparado cuando estaban al mando los ahora denominados “bancada estudiantil” con Camila Vallejo, Giorgio Jackson y Gabriel Boric, ambos representantes universitarios fueron enfáticos en afirmar que son momentos diferentes y ahora lo que quieren lograr es unirse a otros movimientos sociales. 

“Debemos mantener una lucha por la educación y los movimientos sociales vinculándonos a otros actores como los trabajadores en el conflicto No más afp, con conflictos medio ambientales, la lucha por al agua, y hay que dejar claro que el movimiento estudiantil no puede quedarse solamente en temas de educación, sino que tiene que volver a su rol histórico con los servicios país y al servicio de chile”, sostiene el presidente de la Fech.