"Un enviado de Dios": así definen en Ancud al obispo José María Aburto. Un hombre presente y movilizado por los chilotes, "un curita en terreno" aseguran.

Siempre protagonista en obras sociales y conflictos. Dicen los ancuditanos que tiene una gran llegada, que es muy humano. En general, sienten que es un gran respaldo para la población. 

Actitud que no ha modificado durante los días que ya suman a este conflicto, y que lo ha levantado como uno de los principales voceros de la comunidad.

En los medios, levantó la voz para evitar un posible enfrentamiento con Fuerzas Especiales. Entre los suyos, se lo ve contento. Destaca que la protesta chilota ha sido pacífica, pero más aún, valora que la manifestación se ha convertido en un movimiento familiar. 

Gracias a las gestiones en la zona de nuestro colaborador Oscar Andrade, Publimetro accedió a conversar con uno de los líderes de Ancud. Quien desde ese rol, asume que lo ocurrido en la zona corresponde a una verdadera catástrofe.

Obispo, durante este viernes diversas manifestaciones en apoyo de la causa se han realizado en diversas ciudades del país, ¿qué le parecen estos gestos ciudadanos?

-Lo que sucede acá es realmente una catástrofe ambiental, es bien parecido a un terremoto, o lo que pasó el año pasado en Copiapó con el aluvión. Acá quedamos mal con nuestro mar, la que es nuestra fuente de trabajo, de alimentación. Y esto, según dicen los especialistas, da para largo.

Así que, como nosotros solidarizamos inmediatamente con el resto del país, me alegro que los chilenos se estén dando cuenta de lo que nos está pasando en Chiloé y en la región. 

¿Cómo podría describir la situación del pescador artesanal en este momento?

-Difícil. Para los pescadores que trabajan los moluscos y hoy no lo pueden hacer. No pueden tener el sustento, no pueden ganarse la plata para la casa. Por eso están pidiendo que el Gobierno entienda y los pueda ayudar durante estos meses con un sueldo mínimo que al menos alcance.

Las cifras que se están manejando hoy día, lamentablemente no le dan a nadie. Cualquier persona que piense, si 150 mil pesos es suficiente para poder vivir. Hoy en día el sueldo mínimo establecido es de 250 mil pesos. Hay que evidenciar esto. El Gobierno no comprende toda la dimensión de lo que está pasando. No creo que haya mala voluntad, pero parece que el diagnóstico no está bien hecho.

Esto no afecta sólo a los pescadores, esto afecta a una gran cadena de producción. El turismo, por ejemplo, la gente viene a comer mariscos y ahora va a llegar a muy poca. Las personas que hacen transporte, las empresas que elaboran. Hay una cadena tremenda que se verá afectada por este fenómeno.

Muchos pensamos que acá hay mano del hombre, que ha utilizado mal el mar, nuestra fuente de sustento. Sinceramente, espero que esta crisis nos ayude a cuidar nuestro oceano. 

¿Comparte la idea que manejan en la zona, sobre cierta responsabilidad de la empresa salmonera? 

-Yo creo que se necesitan estudios independientes que verifiquen esto que se dice. Mucha gente lo piensa, las personas de edad, de mar, piensa que es así. Sabemos que la producción de salmones tiene que ser regulada, que esto se hace en otros países, donde se cuida mucho mejor el medio ambiente. Acá no se están aplicando las mismas normas. Eso nos lleva a deducir que falta un tipo de producción sustentable. Que puedan ganar su sustento respetando el mar, tanto para el presente como para el futuro. 

Usted ha conversado con autoridades ¿cuál ha sido la recepción que han tenido sus planteamientos?

-Como pastor, escuchando el sentir de la gente, he tratado de estar en contacto con autoridades regionales y nacionales. He estado muy preocupado por la llegada de Fuerzas Especiales. Ha habido un gran temor hoy viernes. Unas horas atrás hubo mucha tensión, porque se suponía que habiéndose quebrado la mesa de diálogo, Carabineros iba a ser mandado a despejar los caminos. Entonces iba a comenzar la represión, la violencia, por un lado y por otro. Estábamos muy preocupados y temerosos. 

Me llamó el intendente para decir que las fuerzas de Carabineros no han ni van a recibir ninguna orden de proceder. Algo que calmó mucho los ánimos acá. En estos momentos hay una manifestación muy amplia en Ancud. Hay mucha familia, es muy hermoso ver ancianos, mujeres y niños.

¿Cómo proyecta la causa? 

-Confío en que las autoridades, y la misma Presidenta de la República, como mujer, como madre, como chilena, que será informada de todo esto, y ordenará que se reaccione adecuadamente.  

Es verdad, como dicen por ahí, que la billetera del país está apretada, pero hay unos fondos como la Ley Reservada del Cobre, los cuales se pueden intervenir como en otras oportunidades. No soy especialista, pero no logro entender por qué no se usa ese mecanismo de financiamiento, que creo está disponible, sino que expliquen ¿por qué no? 

PUB/SVM