La Corte Supremo condenó al oficial en retiro de Carabineros Sergio Arévalo Cid, como único responsable de los crímenes de dos jóvenes estudiantes ecuatorianos de la Universidad de Concepción, en un hecho ocurrido en los días posteriores al golpe de Estado de 1973. 

El máximo tribunal revocó la sentencia de la Corte de Apelaciones de Concepción, la cual sumaba como responsable al mayor (r) de Carabineros Fernando Pinares. La decisión dejó sin efecto una pena de 15 años y un día de prisión efectiva.

Sergio Arévalo fue miembro del Servicio de Inteligencia de Carabineros, y actualmente ya cumple una pena de cárcel por la desaparición del entonces alcalde de Coelemu, Luis Acevedo. Con esta nueva condena sumará otros veinte años de prision.

Según informa radio Bio-Bio, la investigación acredita que los estudiantes Freddy Torres y Felipe Campos una vez detenidos, fueron trasladados hasta la Cuarta Comisaría de Concepción. Posteriormente fueron encontrados acribillados en el sector Boca Sur el 20 de septiembre de 1973.

PUB/SVM